InfoUniversidad

Te tenemos allí, colonizado allí

Posted on: noviembre 25, 2008

Federico Tártara, reflexiona acerca de las distintas formas de expresarse del colonialismo del nuevo milenio. Entren, miren y bardeen!

Me crucé con un pibe que llevaba seis o siete llaves colgadas de su cuello. Lo importante no era ese gran detalle, lo cual ya demuestra una cierta torpeza, sino la cinta marca surf que surcaba en las argollas a las abre-puertas.

Hay una certeza clave en esto: las llaves se llevan en el bolsillo y por eso hay un instrumento llamado llavero, que también corrió su riesgo de ser colonizado por parte de las inmobiliarias- que todavía tratan de imponértelo-, las marcas de birra- y sí, venían con el destapador- y alguna -siempre hay que poner tres ejemplos- otra marca.

Pero enseguida corría el ingenio que luego era copia y fordismo, producción artesanal individual, y un detalle se le sumaba, o se hacían estrellas, pequeños muñequitos y el nombre de la banda que nos rompía la cabeza. Es una redundancia indicar que elegíamos nosotros.   

Sé, que hace tiempo que dicha moda prima en los cuellos de los jóvenes, que antes lucían orgullosos las preseas logradas en los Torneos Juveniles o en las Olimpíadas de Matemáticas. Ahora es el cuello el que pasó a ser trofeo y disputa de las marcas de las grandes empresas. Más ingeniosa que Marx logró ser ésta colonización e imposición. Vaya a saber donde nos colgaremos y, por ende, ostentaremos el próximo producto.

Es hora de que esto cambie para el nuevo verano. Si no hay bolsillo en la maya-no es un detalle menor, sino para que necesitemos algo más- se pide a madre, abuela, tía que confeccione uno. Y, para el cuello, originalidad. Si no hay colgante hippie de recuerdo turístico y somos de los que nunca compramos un puto sahumerio en la calle; cazamos tenaza y paciencia y le desprendemos uno a uno los dientes a nuestro perro. Y, ahí sí. Alto colgante. Digno de un personaje de Jack London en las nieves de Alaska o de alguna tribu africana de Heminghy. De pueblo originarios si es que estamos en el referéndum de Evo el 25 de Enero. Y, la que sería grandiosa, sería la de alguna tribu de las islas que se mueven en el Índico, donde sí le dan al perro con aderezos.

Por que uno que no es tonto, entiende que las borracheras, el stress y demás condimentos lo pierden y también pierde las llaves y tiene que golpear, saltar muros, abrir ventanas, hablar con su madre, molestar a los vecinos o a los amigos, con llamadas y otras verduras en un estado que no pide más que por la cama.

Pero no es para tanto, no es para el cuello. “No perdés la cabeza por que la tenés puesta nene”, diría mi vieja, que no sabía que ya la tenía perdida desde que descubrí quien era Mickey y que Papa Noel no existía, ni tampoco el trío volador de cielos: los reyes magos. No dejemos que nos colonicen nuestro cuello y por ende nuestro pecho. Ya que es Argentino, y eso es un gran orgullo.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Chat!

Blog Stats

  • 39,865 hits
noviembre 2008
L M X J V S D
« Oct   Dic »
 12
3456789
10111213141516
17181920212223
24252627282930
A %d blogueros les gusta esto: